Entradas

Petición de ayuda de una condesa maltratada por su marido (1751)

Imagen
  El 9 de febrero de 1751, reinando en España Fernando VI y unos meses antes de que Diderot y D'Alembert publicasen en Francia el primer tomo de su Encyclopédie , se recibió en la corte madrileña una dramática carta remitida por la V condesa de Luque. María Vicenta Egas-Venegas de Córdoba, que tal era su nombre, solicitaba en ella amparo, recordando un memorial enviado previamente (" el 5 del mes pasado" ) al marqués de la Ensenada, en el que relataba sus circunstancias y su "más ynfeliz estado que es decible" , debido a los malos tratos recibidos de su marido. Era éste Cristóbal Rafael Fernández de Córdoba y Ordóñez, IV marqués de Algarinejo, IX marqués de Cardeñosa y XVI señor de Zuheros, quien según la condesa estaba provisto de "extraordinario, adusto y protervo genio" y que la tenía "en una deplorable consternación desde la hedad de doze años que tenia quando nos casamos" . Esa boda tuvo lugar el 9 de octubre de 1731 y ocho años sigui

La trepidante vida del marino Pedro Fernández Cabrón

Imagen
  El 27 de agosto de 1478, el rey Fernando I de Aragón concedió un perdón real al marino gaditano Pedro Fernández Cabrón por mediar en el conflicto entre el duque de Medina Sidonia y el marqués de Cádiz. Era la entrada en la Historia de un personaje desconocido hasta esa fecha, uno de aquellos curiosos hombres y mujeres que caracterizaron los comienzos de la Edad Moderna hispana, en el reinado de los Reyes Católicos . Fernández (o Hernández) Cabrón, descrito por el historiador Pablo Antón Solé como "genovés de raza y, a lo que parece, portuense de origen inmediato" , procedía efectivamente de familia genovesa y participó en las guerras en las que se habían enzarzado las casas nobiliarias Medina Sidonia y Ponce de León desde 1473 -aunque con orígenes una década antes-, ejerciendo de corsario junto a otros capitanes. Con dos de ellos, Juan Sánchez de Cádiz y Juan Suazo, atacó a la flota aragonesa que Fernando I había enviado a Sanlúcar con el objetivo de recuperar

El testamento de Carlos V (1554)

Imagen
  El 6 de junio de 1554, el emperador Carlos V firmaba su testamento faltando aproximadamente año y medio para su abdicación, que tendría lugar en Bruselas, ante los procuradores de Flandes y Brabante, entre el 25 y el 28 de octubre de 1555 (aunque aquella renuncia sólo afectaba a los Países Bajos, por lo que tuvo que realizar otras en cada uno de sus posesiones).  Tapiz dieciochesco mostrando la abdicación de Carlos V, por Leyniers y Reydams   En el documento reconocía la paternidad de don Juan de Austria y señalaba cuáles eran los que consideraba los dos problemas más acuciantes para España: Flandes y el Ducado de Milán. En realidad no era el primer testamento que hacía y son especialmente conocidos los que firmó en 1529 y 1550: en el primero designaba a su hermano Fernando heredero universal en caso de que muriesen sus hijos, Felipe y María; el segundo, penúltimo, lo hizo en Bruselas confiando en que Felipe podría recibir la corona del Sacro Imperio. Don Juan de Austria pres

Cadenas defensivas para el cierre portuario

Imagen
  Antaño era frecuente que, tanto en tiempos de guerra como de paz, se cerrase el acceso fluvial o marítimo a los puertos importantes con gruesas cadenas, bloqueando la rada de extremo a extremo y subiéndose/bajándose mediante un cabrestante. A medida que el tamaño de los barcos fue aumentando, también lo hicieron los eslabones, llegando a alcanzar tamaños impresionantes. Ello dio lugar a algunos célebres episodios bélicos en los que embarcaciones atacantes lograron romper esas férreas defensas -nunca mejor dicho- y obtener la victoria. Quizá el más famoso sea el de Constantinopla, cuya cadena vetaba el paso al estuario del Cuerno de Oro, desde el puerto hasta Pera (actual Beyoglu), y que el sultán Mehmet tuvo que salvar trasladando sus naves por tierra, mediante una improvisada calzada de troncos. Ocurrió en 1453 y facilitó la toma de la capital bizantina, lo que suele considerarse el paso de la Edad Media a la Moderna.   Otro de los episodios de referencia fue el ocurrido

Queja por el matrimonio de una esclava mulata en Bornos (Cádiz)

Imagen
  Uno de los protocolos notariales más antiguos que se conservan en el Archivo Histórico Provincial de Cádiz contiene este maltrecho documento, con el que los xilófagos se dieron un festín. Es un acta datada en 1554 y correspondiente a la localidad gaditana de Bornos, en la que se da testimonio de la queja del dueño de una esclava mulata debido al matrimonio contraído por ésta. El propietario, llamado Lorenzo de Figueroa, denuncia que un tal Juan de San Martín, hijo de Balthasar de San Martín, se ha casado "por palabras con una esclava suya e de su servicio color mulata, que se dize Madalena" . Figueroa pide "recresersele daño en quanto al derecho de servidumbre que tiene contra la dicha Madalena, su esclava..." Además protesta e impugna ese enlace basándose en que Magdalena no tiene derecho, " subjeta a su servicio como lo esta y fuese captiva como lo es..." .  La esclavitud en la España peninsular revestía características diferentes a la que había en A

Pocahontas y la polémica John Smith-Juan Ortiz

Imagen
  Cuatro siglos después de la muerte de Pocahontas , las circunstancias de este personaje histórico siguen envueltas en cierta controversia sobre la presunta invención de ese episodio por parte de los ingleses, en el sentido de que su verdadero protagonista fue el español Juan Ortiz . Como eso no es cierto, salvo una pequeña parte, vamos a ver qué pasó exactamente en aquella Norteamérica de comienzos del siglo XVII. En abril de 1607 arribaba a la costa de Virginia, procedente de Inglaterra , una flotilla de tres barcos con unas novecientas personas a bordo y fundaba un pueblo bautizado como Jamestown . El objetivo era colonizar aquella zona, lo suficientemente alejada del área de influencia española como para evitar que Felipe III tratara de impedirlo; España consideraba suya todo el litoral americano y a Virginia se la tenía por el norte de la Florida. Los intentos anteriores habían fracasado, por eso Inglaterra probó esta vez mediante una compañía privada creada ad ho

La armadura Mühlberg de Carlos V

Imagen
  Ésta es la armadura llamada Mühlberg , que presuntamente usó Carlos V en la batalla homónima contra la Liga de Esmacalda el 24 de abril de 1547, de ahí que se la haya bautizado con ese nombre. En realidad no consta documentalmente que llegase a emplearla ese día -ni siquiera que tenga relación directa con el evento-, pero sí que el emperador regresó con ella puesta desde Bruselas. Aunque no lleva ninguna inscripción grabada, se sabe que es una creación de Desiderius Kolman Helmschmid, maestro de una familia de herreros artesanos de Augsburgo, especializados en armaduras, que rivalizaban en calidad con otros dos clanes destacados de Europa: los Seusenhofer de Innsbruck y los Missaglia de Milán. Desiderius, cuyo abuelo, Lorenz, había trabajado para el abuelo del emperador, Maximiliano I de Habsburgo, también es autor de otra famosa armadura carolina, la conocida como KD , por las siglas que lleva grabadas en uno de sus espaldares: KD, Karolus Divus (Carlos el Divino; Di