Entradas

Solicitud de permiso de un presbítero al cardenal para poder usar peluca en misa

Imagen
Vicente Martín Cacho, en nombre de Don Mariano de la Rúa, presbítero salmista de la Iglesia Primada de Toledo, solicita permiso al cardenal Francisco de Lorenzana "para poder usar Pelo Fingido o Peluca (...) en la Celebracion del Santo Sacrificio de la Misa, el Coro y las demás funciones eclesiásticas".
El uso de pelucas en la Edad Moderna, iniciado en la segunda mitad del siglo XVII pero que tuvo su apogeo en el XVIII, fue mucho más que una simple moda. Empezó como una imitación de la larga cabellera que lucían los hombres desde aproximadamente 1620 y se convirtió en un aditamento para resaltar el estatus social. 

Aunque dicho uso fue bastante generalizado, la calidad de su confección marcaba las diferencias: las mejores eran las que estaban hechas de cabello humano, mientras que las otras empleaban pelo de caballo o cabra; las primeras, por supuesto, resultaban mucho más caras y, por tanto, sólo al alcance de la gente acomodada.
En el siglo XVIII se les añadió un elemento ext…

El fraile poseído por Luzbel que quería la corona para el archiduque Carlos de Austria

Imagen
En víspera de Navidad, a principios del siglo XVIII, el inquisidor de la ciudad de Murcia Jacinto Arana es avisado de que"un caballero avia ido a avisarle y le avia dado cuenta de que una persona de gran credito de virtud y que se avia rebelado el interior de otra y avia tenido rebelacion de Dios de que el Archiduque avia de reinar en España , que esta era la voluntad de Dios, que se lo avia dicho asi"

El individuo en cuestión es un franciscano y todo ocurre en el contexto de la Guerra de Sucesión por el trono español. El inquisidor, considerando que se trata de una posesión, visita al fraile en su convento de Santa Ana de Jumilla a las diez de la mañana del día siguiente: "Y haviendo empezado el a contar su rebelacion, empezé los conjuros secretamente aunque vocales"Arana le exige que se ponga de rodillas y le diga que diablos le han entrado dentro, dándose cuenta de que enaltece al archiduque Carlos, el candidato Habsburgo al trono vacante (frente al Borbón Fe…

Las mil caras del general Custer

Imagen
Genocida, loco, excéntrico, valiente, alcohólico, irresponsable, temerario, irascible, ambicioso, irascible, corrupto, mal militar, espléndido jinete... Ésta es una pequeña selección de los adjetivos a los que suele ir ligada la figura de George Armstrong Custer, siendo unos más o menos ajustados a su personalidad mientras que otros -la mayoría- tienen poco o nada de real. Pocos personajes históricos contemporáneos han sido más maltratados y confundidos, a menudo debido a que la imagen que ha quedado de él procede de películas que, más allá de su calidad cinematográfica, no reflejan sino el estereotipo que consideraban necesario para ensalzar o criticar al protagonista, en vez de tratar retratarlo de verdad (hay alguna excepción, como la miniserie televisiva de 1991 Son of the Morning Star, titulada en España Ésta es nuestra tierra, una adaptación del aclamado libro homónimo de Evan S. Connell).
A pesar de la fama de exterminador de indios que le cuelgan innumerables artículos cargados…

La ayuda española a Irlanda en la Guerra de los Nueve Años

Imagen
En 1597 un puñado de barcos españoles llegó al puerto de Killybegs, en el condado irlandés de Donegal,el mismo donde casi una década antes había fondeado para someterse a reparaciones de urgencia la galeaza La Girona de Hugo de Moncada y donde naufragaron otras dos naves durante el penoso retorno a España de la Armada Invencible, tras el fracaso de la llamada Empresa de Inglaterra.
En esos momentos, Irlanda estaba en llamas, inmersa en la Guerra de los Nueve Años que la enfrentaba a la Inglaterra isabelina (no confundir con la que librarían Francia y la Liga de Augsburgo entre 1688 y 1697). En 1595, sus líderes, Hugh O'Neill y Hugh Roe O'Donnell, se pusieron en contacto con Felipe II para solicitarle ayuda militar y ofrecerle a cambio la corona irlandesa. El rey español rechazó la oferta pero sí se comprometió a proporcionar armas y pólvora, gracias a las cuales los rebeldes derrotaron a un pequeño ejército enemigo en la batalla de Clontibret. 
Ante ese éxito, más el hecho de qu…

Inicio y evolución de la esclavitud indígena en la América española

Imagen
Carimbar es un verbo portugués que significa estampar y de ahí deriva el participio carimbado, que, obviamente, se traduce como estampado o sellado. Por tanto, se puede deducir lo que sería un carimbo. Ahora bien, hace cinco siglos esa palabra también se usaba en castellano; lo malo es que lo hacía en un contexto más específico y penoso: entonces, carimbar era marcar a fuego a los esclavos en América y el carimbo era el instrumento de hierro que se calentaba al rojo para ello.
Porque, frente a lo que muchos creen, la reina Isabel la Católica no abolió la esclavitud, ni en el codicilio de su testamento ni en ningún otro documento. Al margen de la esclavitud prehispana y la de la península ibérica, que serían materias para otro artículo, el origen de la llevada por los españoles al Nuevo Mundo se remonta a la Reconquista, cuando los musulmanes que se sometían obtenían permiso para residir en barrios separados, conservando creencias y costumbres a cambio de un tributo, frente a aquellos q…