Entradas

Mostrando entradas de marzo, 2019

Poder inglés para asistir al juramento de Felipe II en Valladolid (1604)

Imagen
El 22 de marzo del año 1604, el rey de Inglaterra Jacobo I (que también lo era de Escocia como Jacobo VI) otorga este poder al conde de Nottingham para que pueda asistir en su nombre a Valladolid, al juramento de guardar la paz que va a hacer el rey de España Felipe III. El evento en cuestión era la ratificación del Tratado de Londres, firmado ese mismo año, que puso fin a la larga guerra entre ambos países y por el que España renunciaba a restaurar el catolicismo en Inglaterra y a conceder algunas autorizaciones comerciales en la Indias, mientras que los ingleses se comprometían a cesar su ayuda a los rebeldes y a permitir que los barcos españoles atravesaran el Canal de la Mancha sin trabas, así como a detener la piratería en el Atlántico. El acuerdo se mantuvo hasta 1624 y permitió a Felipe III alcanzar una tregua con los holandeses en 1609.

Fernando el Católico es reconocido como Rey de Navarra (1513)

Imagen
El 23 de marzo de 1513, las Cortes de Navarra juran fidelidad a Fernando el Católicocomo Rey de Navarra con la fórmula ceremonial que muestra el primer documento: "Nos juramos a dios y a la cruz y a los santos evangelios en que ponemos nuestras manos en preferencia del Catholico Rey Don Fernando Rey de Navarra". Puntualiza el texto que "donde vieremos su bien y servycio selo llegaremos y donde viesemos o supiessemos lo contrario selo arredraremos" (documento 1). Cinco días antes había sido el monarca el que, a su vez, confirmó los "fueros, privilegios y exenciones, usos y costumbres del dicho mi Reyno de Navarra y de las ciudades villas valles e lugares y personas particulares". Asimismo, el rey jura que "guardare y fare guardar lo suso dicho amejorandolos y no empeorandolos" "y no consentire ny dare lugar a que se faga division ni apartamiento de ningunas ciudades villas ni lugares del dicho my Reyno" (documento 2). Estos documentos s…

Carta cifrada del embajador de los Reyes Católicos en Inglaterra y Escocia

Imagen
El 26 de marzo del año 1499, Pedro de Ayala, embajador de los Reyes Católicos en Inglaterra, les escribe una carta cifrada en la que les informa de cómo evolucionan las conversaciones de paz entre ese país y Escocia. De paso, reseña la presencia de adivinos en Gales y Galicia. En 1497, Ayala había sustituido a Rodrigo González de la Puebla, el hombre que negoció la boda de Catalina de Aragón con Arturo de Gales, primogénito de Enrique VII, aunque en realidad ambos ejercieron simultáneamente e incluso tuvieron que compartir luego el cargo con dos embajadores más, Gutierre Gómez de Fuensalida.en 1500 y Hernán Duque de Estrada en 1502. Ayala, al que el historiador Luis Suárez describe como "bronco y soberbio" pero, al contrario que Puebla, incorruptible, había intentado negociar un matrimonio entre la corona escocesa y otra hija de los Reyes Católicos. No se concretó, aunque sí se firmó una alianza.frenando la francofilia del monarca escocés, de manera que los Reyes Católicos m…

Barbero sangrador, el médico del pueblo llano

Imagen
Ha estudiado cirugía; 
no hay hombre más afamado;
agora imprime un tratado 
todo de flosomonía. 
Suele andar en un machuelo,  que en vez de caminar vuela;  sin parar saca una muela;  más almas tienen en el cielo  que un Herodes y un Nerón;  conócenle en cada casa:  por donde quiera que pasa  le llaman la Extrema Unción  (Tirso de Molina) 
En tiempos en los que no existía la sanidad pública -el mero concepto resultaba impensable-, los médicos eran prácticamente un lujo sólo al alcance de unos pocos, dado que habían estudiado una carrera para vivir de ella y, consecuentemente, el pago de sus emolumentos únicamente podían efectuarlo las clases acomodadas. Por eso se hizo necesaria la aparición de otras figuras complementarias que pudieran atender a los menos privilegiados y así fue cómo en el Medievo se generalizó la figura del barbero sangrador.



Su nombre alude a que supervisaba la labor del barbero normal pero se trataba de un oficio situado a medio camino entre los profesionales de la medicina titu…

Inquisición y moral sexual en la España Moderna

Imagen
A pesar de los estereotipos tan extendidos, la Inquisición no se preocupó demasiado de la moral sexual de los españoles porque no suponía un peligro importante para la doctrina y los dogmas. Por supuesto, la sexualidad extramatrimonial era contraria a ese sacramento pero resultaba más práctico hacer la vista gorda que intentar meter en vereda a un sector de la población demasiado amplio para abarcarlo. Por eso no había mayor problema en reconocer a los hijos naturales, por ejemplo, y ni siquiera el Concilio de Trento se mostró muy riguroso con la cuestión, aceptando atenuantes como la ausencia prolongada del cónyuge.



De hecho, hasta entonces había en España cierta libertad sexualque venía de muy atrás, motivada por la escasa formación religiosa de la mayoría de la gente. Algo especialmente notorio en el mundo rural, como demuestra que los inquisidores gallegos asumieran aquella situación como algo normal porque los feligreses “dicen a tontas y sin saber lo que dicen y por ignorancia y …

Los "justos títulos": fundamentos jurídicos y teológicos de la conquista de América

Imagen
La conquista de América empezó basándose en el derecho consuetudinario medieval, que procedía del romano y el canónico anteriores, y que fue el que se usó también en la Reconquista: si ésta se definía como una restauración del poder cristiano y del reino visigodo, aquélla venía a ser una continuación por cuanto a dicho reino había pertenecido el norte de África, de ahí la legitimidad de la conquista de Canarias por Castilla y las esporádicas argumentaciones acerca del derecho hereditario castellano sobre el Nuevo Mundo, sólo un paso más allá. Así, Gonzalo Fernández de Oviedo aseguraba que Colón había descubierto el país de las Hespérides, llamadas de esa forma por Héspero, duodécimo monarca de la vieja España (que autores como Séneca o Marcial identificaron con su patria hispana), había alcanzado tierras aquellas tierras mil ciento noventa y tres años atrás.

Pero claro, Fernández de Oviedo nunca pudo aportar las pruebas que al respecto le pedía el Consejo de Indias, así que tendió a im…