Entradas

Mostrando entradas de octubre, 2020

La extraordinaria expedición de Pedrarias de Ávila a Castilla del Oro

Imagen
El 11 de abril de 1514 zarpó de Sanlúcar de Barrameda el viaje más extraordinario de todos los realizados entre Castilla y América desde que Cristóbal Colón hiciera el del histórico descubrimiento de 1492. Digo que fue extraordinario no por importancia o tamaño sino por otras tres poderosas razones. En primer lugar, al mando estaba un hombre que rayaba en la ancianidad, cosa excepcional hasta entonces porque si bien Colón y Ovando ya tenían cierta edad cuando protagonizaron sus respectivas aventuras transatlánticas, Pedrarias de Ávila, el sujeto en cuestión, les superaba ampliamente con sus setenta y cuatro años años. En segundo lugar, era la primera expedición a las Indias que financiaba directamente la Corona desde aquella primigenia colombina, lo que constituye un indicativo del interés que los reyes pusieron en ella. Y la tercera, que en la lista de personajes enrolados figuran la mayoría de quienes en poco tiempo se convertirían en conquistadores del Nuevo Mundo; "la m

Canibalismo y sacrificios humanos en la América prehispana; una visión antropológica

Imagen
Después de haberles sacado el corazón, y después de haber echado la sangre en una xícara, la cual recebía el señor del mismo muerto, echaban el cuerpo a rodar por las gradas abaxo del cu. Iba a parar en una placeta abaxo; de allí le tomaban unos viejos que llamaban cuacuacuitli y le llevaban a su calpul, donde le despedazaban y le repartían para comer. Llegado arriba echábanles sobre el taxón; sacábanles el corazón; tornaban a descendir los cuerpos abaxo, en palmas; abaxo les cortaban la cabeza, las espetaban en un palmo que se llamaba tzompantli y los cuerpos llevábanlos a las casas que llamaban calpulli, donde los descuartizaban para comer (…) y arrancábanles el corazón y cortábanles la cabeza. Y luego hacíanlos pedazos y comíanlos. (Fray Bernardino de Sahagún) Si hay un tabú extendido por el mundo y asumido como tal es el del canibalismo, entendiendo por tal el consumo deliberado de carne humana por parte de individuos de esa misma especie. No siempre fue así y sabemos qu

Himnos y medallas: la propaganda británica en torno al asedio de Cartagena de Indias (1741)

Imagen
    Como es sabido, cuando el almirante Edward Vernon inició su ataque a Cartagena de Indias en la primavera de 1741, despachó la corbeta Spencer a Gran Bretaña informando de su victoria. La daba por segura debido a la enorme superioridad numérica con que contaba, pues había llevado a cabo dos incursiones previas de tanteo exactamente un año antes. Pero tuvo un amargo despertar de ese sueño: entre la escasez de provisiones, una epidemia de vómito negro y la tenaz resistencia española -a pesar de los desacuerdos tácticos entre sus adversarios. el virrey Sebastián de Eslava y el comandante general Blas de Lezo-, la flota británica tuvo que renunciar y levar anclas después de dos meses de asedio, dejando atrás miles de muertos (de cuatro mil a once mil, según la fuente). Sin embargo, Vernon no regresó directamente sino que intentó resarcirse desembarcando en Guantánamo, con la estratégica idea de apoderarse de Santiago y bloquear así el llamado Paso de los Vientos, entre las islas de