Condena por sodomía en Navarra (1583)

 

 
Este documento es una sentencia en grado de apelación, dictada el 7 de mayo de 1583 por el Consejo Real de Navarra, en la que condena a dos acusados por sodomía: Pedro Ximenez, a ser ejecutado en la hoguera; su compañero, Antón de Gratebo, a contemplar la pena mientras es marcado con un hierro candente, ser desterrado y pagar las costas del proceso (como medida de gracia se le perdona el complemento de acabar en galeras).
 
En Navarra, el llamado pecado nefando no era competencia de la Inquisición. En los reinos españoles, excepto el de Aragón, donde los inquisidores tenían pleno poder, las autoridades civiles (Cortes, ayuntamientos...) solían reclamar para sí dicha jurisdicción, exigiendo que el Santo Oficio se limitase a perseguir la herejía, a pesar del empeño de la Corona en que sí lo hiciera.
 
Así fue durante el último cuarto del siglo XV. Pero entrada ya la primera década del siglo XVI y solucionado el problema del criptojudaísmo, el tribunal aceptó ampliar sus horizontes para no perder posición, aun cuando muchos de sus integrantes tampoco se sentían cómodos con ese tipo de casos. Las ciudades de Cartagena y Murcia incluso presentaron protestas oficiales en ese sentido, en 1504 y 1505 respectivamente. En 1509 la Inquisición devolvió las competencias a la justicia civil, salvo en los casos que implicase herejía; Aragón, como decía, quedó al margen.
 
La asunción de esa nueva autoridad por parte de los inquisidores llevó a cambiar la forma de ejecutar a los declarados culpables, pues antes de la hoguera -que decretaron los Reyes Católicos mediante la Real Pragmática de 2 de agosto de 1497 equiparándose al resto de Europa- en los reinos peninsulares se aplicaba la legislación medieval, procedente del Fuero Juzgo visigodo, que implicaba castración. 
 
Así lo atestiguó el viajero Hieronymus Münzer, según el cual se colgaba a los reos por los pies para luego cortarles los testículos y atárselos al cuello (en el Archivo General de Simancas se conserva una sentencia, dictada en Almería en 1495 contra unos comerciantes genoveses que sufrieron tal pena antes de ser ahorcados); otras variantes eran la lapidación o colgar al reo boca abajo hasta su muerte.
 
Vía: Xavierus

Comentarios

Entradas populares de este blog

Los Reyes Católicos ordenan quemar todos los libros musulmanes (1501)

Inicio y evolución de la esclavitud indígena en la América española

Los acompañantes negros de Catalina de Aragón en su viaje a Inglaterra