John Foxe y los martirologios ingleses anticatólicos

El New Book of Martyrs (Nuevo libro de los mártires) es un martirologio cristiano que describe las persecuciones de creyentes desarrolladas a lo largo y ancho del mundo, con la particularidad  de que las víctimas reseñadas son protestantes o, en todo caso, cristianos primitivos; torturados y/o ejecutados, consecuentemente, por la Inquisición o los católicos en general en el primer caso, o por los emperadores de la Antigua Roma en el segundo, entre otras posibilidades.

Grabados de New Book of Martyrs: 1-Quema de un librero en Aviñón por vender biblias en francés (le han colgado algunas del cuello). 2-Protestantes tiroteados por soldados del duque de Guisa durante la noche de San Bartolomé, en 1572. 3--La Sangrienta Masacre irlandesa de 1642, en la que los papistas sacrificaron a 40.000 personas.

Escrito por el reverendo inglés Henry Southwell y publicado en Londres por J. Cookie en el año 1764, tuvo sucesivas ediciones en lo que quedaba de siglo. En algunas contaba con tremendistas ilustraciones del prestigioso grabador Daniel Dodd, que dejaban un mensaje mucho más gráfico que el texto: pacíficos ciudadanos descuartizados, otros tiroteados a placer, ahorcamientos masivos, niños aplastados contra muros tras ser arrancados de brazos de sus madres, bebés arrojados a un río en sacos, aperreamientos, torturas sádicas... El influjo de los grabados de Theodor de Bry queda patente a pesar de que éste vivió en una época anterior. 

Más grabados: 1-Maneras de representar las crueldades de la Inquisición española. 2-Aperreamiento de un sacerdote protestante húngaro al que se le han atado gansos y gallinas a la cintura.

El libro de Southwell no era una obra aislada sino que se adscribía a toda una corriente que alumbró más ejemplos, como The Book of Martyrs, que había publicado en 1732 Edward Bulkley. En cualquier caso, todos remitían a un origen común dos siglos antes: Actes and Monuments of these Latter and Perillous Days touching Matters or the Church, más conocido como The Foxe'es Book of Martyrs porque su autor fue el historiador y martirólogo inglés del siglo XVI John Foxe.

Portada de la edición de 1563 de Actes and Monuments, más conocido como Libro de los Mártires (Wikimedia Commons)

Se trataba de un culto catedrático de filosofía de la Universidad de Oxford que abrazó el evangelismo tras dimitir de su cargo en 1545, según unos por manifestar su oposición al celibato clerical y según otros en una depuración de protestantes, aunque oficialmente consta que su renuncia fue voluntaria. La muerte de Enrique VIII benefició al protestantismo, él incluido, y se ordenó diácono.

John Foxe retratado por un artista anónimo (Wikimedia Commons)

Fue entonces cuando comenzó a escribir su famosa obra, un libelo sobre el régimen de terror impuesto por María Tudor, bajo cuyo reinado tuvo que marchar al exilio al continente, pasando por diversas ciudades y conociendo al escocés John Knox (futuro fundador del presbiterianismo e impulsor de la Reforma Escocesa), del que se hizo amigo, y viviendo con muy escasos recursos. El libro que hizo sobre los mártires, que se basaba en obras anteriores de Robert Crowley, Thomas Cooper y Thomas Languet, no pretendía ser un martirologio sino explicar y justificar históricamente el germen de la Iglesia Anglicana (incluyendo precedentes como los lolardos de Wycliffite), por lo que su autor quedó consternado al ver que el título popular se imponía al verdadero.

Martirio de George Scherter (Wikimedia Commons)

Foxe no pudo regresar a su país hasta 1559, con el fallecimiento de la reina María y su sucesión por Isabel I, a la que dedicaría su trabajo (y, por cierto, Languet sería obispo con ella). Cuando por fin se estableció en Londres, aprovechó para ordenarse sacerdote; ello no le trajo tranquilidad porque su puritanismo le hizo oponerse también al decreto isabelino que imponía a los religiosos una vestimenta específica. Falleció en 1587.

Quema de la mano de Rose Allin. Moriría ejecutada en la hoguera junto a su familia y otros siete reos en Colchester, en 1557 (Wikimedia Commons)

Foxe fue ampliando su libro en cada una de las cuatro ediciones desde la primera de 1563, que ya fue el proyecto editorial más ambicioso de Inglaterra y se acompañó con sesenta xilografías, Tuvo tanto éxito que después de la segunda, publicada en 1570 con más del doble de xilografías, se ordenó que hubiera un ejemplar en cada iglesia, a pesar de las críticas que le dedicaron los católicos ingleses. 

Ejecución en la hoguera de John Rogers, primera víctima de las persecuciones de María Tudor, en 1555 (Wikimedia Commons)

Más aún, las ampliaciones y nuevas versiones que fueron saliendo siglo tras siglo -sólo dos años después del óbito de Foxe hubo una de Clement Cotton- llegaron incluso a bien entrado el XIX con la Universal History of Christian Martyrdom de John Milner (1807), la History of the Persecutions de Henry More (1810) o nuevas ediciones de la obra de Foxe como The Acts and Monuments of John Foxe: A New and Complete Edition (1837).

BIBLIOGRAFÍA:

-BURURÚA, Jose Emilio, y KWIATKOWSKI, Nicolás: Cómo sucedieron estas cosas. Representar masacres y genocidios.
-CORNWALL, Robert, y GIBSON, William: Religion, politics an dissent, 1660-1832. Essays in honour of James E. Bradley.
-FREEMAN, Tom: John Foxe. A biography.
-MITCHELL, Jolyon: Martyrdrom. A very short introduction.


Imagen de cabecera: The image of the true Catholic Church, en el Libro de los mártires (Wikimedia Commons)

Comentarios

Entradas populares de este blog

La brutal ejecución de Anneken Hendriks con pólvora en la boca (1571)

El naufragio de la nao Santa María y el trágico final del primer asentamiento español en América

La armadura Mühlberg de Carlos V